Entrevista a Francisco Serrat y Angela de Dalmau – Cueva de los Tayos

Queridos lectores:

 La selva de la Amazonia encubre muchos secretos que aún no han sido descubiertos. Algunos investigadores o exploradores han propuesto teorías varias para lograr entender una zona que, a ojos propios, tiene un aspecto considerablemente diferente que en como debía ser en la Antigüedad. La “leyenda” del continente de la Lemuria esta presente para muchos exploradores como orígen de lo que se encontró, encuentra, y aún por encontrar en el continente americano (norte y sur). Quizá no fuera un continente aparte. Quizá alguna catástrofe cambiará de la noche a la mañana el aspecto del continente, hundiendo algunas tierras y haciendo resurgir otras. Quien sabe…. Lo que sí s sabe es lo enigmático que resulta estudiar y ver lo que se encuentra, lo que se descubre, y lo que se intenta descifrar de todo lo que surge cuando los arqueólogos investigan y excavan.

Aquí os dejo con un documento inédito en internet, una experiencia que han hecho sólo unos pocos. Entrar en la Cueva de los Tayos.

Un pajaro Tayo dentro de la cueva

Un pajaro Tayo dentro de la cueva

En la selva del estado sudamericano de Ecuador existen unas supuestas 400 cavidades subterráneas, algunas de ellas protegidas por tribus de la Amazonia, que en su mayor parte apenas han sido exploradas por los investigadores. Entre todas ellas destaca poderosamente la Cueva de los Tayos, un lugar legendario, que fue la primera en ser estudiada por numerosas expediciones de arqueólogos, exploradores y aventureros. Esta cueva está situada en la provincia ecuatoriana de Morona Santiago, en pleno territorio indígena shuar (también conocidos como jíbaros). Su nombre se debe a unas aves nocturnas llamadas tayos o guacharos que habitan en esas cuevas.

Según ciertos rumores que se remontan a hace décadas, en la Cueva de los Tayos, o bien en otra de las cuevas existentes en esta zona de la selva ecuatoriana, podría hallarse una biblioteca metálica con grabados e inscripciones que narrarían la historia de la Humanidad antigua, y que obligarían a reescribir la historia de pies a cabeza. Ciertamente, esta cueva ha generado mucha controversia en algunos sentidos, al afirmarse que allí fue donde, en la década de los 60, el explorador húngaro-argentino Juan Moricz encontró supuestamente una biblioteca metálica con el registro completo de la historia de la Humanidad grabada en láminas de oro.

Zona selvática ecuatoriana donde se encuentran alrededor de unas 400 cavidades, incluyendo la Cueva de los Tayos

Zona selvática ecuatoriana donde se encuentran alrededor de unas 400 cavidades, incluyendo la Cueva de los Tayos

La historia se remonta al año 1964 cuando el explorador argentino de origen húngaro Janos Moricz aseguró que en el interior de unas extensas galerías de túneles de cientos de kilómetros de largo y de origen artificial, había encontrado un fabuloso tesoro en forma de láminas metálicas (algunas de ellas de oro) grabadas con unos indescifrables símbolos, que él atribuía a una antiquísima civilización, de la que hasta entonces nadie tenía conocimiento, y que el propio Moricz calificó de auténtica biblioteca metálica. Moricz llevaba desde 1950 buscando la entrada a un supuesto mundo intraterreno de cuya existencia estaba convencido. Esta convicción le había llevado a recorrer Argentina, Bolivia, Perú y, finalmente, Ecuador, donde entró en contacto con la etnia shuar. Moricz afirmaba que una de las entradas a ese supuesto mundo subterráneo era la conocida como Cueva de los Tayos.

Francisco Serrat en la entrada de la Cueva de los Tayos, un misterio aún sin resolver

Francisco Serrat en la entrada de la Cueva de los Tayos, un misterio aún sin resolver

Cinco años después, en 1969, Moricz y el abogado Dr. Gerardo Peña Matheus, organizaron una expedición a los Tayos con el objetivo de localizar y mostrar a la opinión pública esa llamada biblioteca metálica que, siempre según Moricz, relataría la historia de la humanidad de los últimos 250.000 años. Desgraciadamente, no lo consiguieron… o, al menos, eso dijeron públicamente. Asesorado por el Dr. Peña, Moricz protocolizó ante una notaría de Guayaquil una declaración de fecha 21 de julio de 1969 en la que afirmaba haber descubierto en la Cueva de los Tayos “objetos preciosos de gran valor cultural e histórico para la humanidad que consisten en láminas de metal grabadas con signos y escritura ideográfica, verdadera biblioteca metálica que contiene la relación cronológica de la historia de la humanidad.”

tayos 15

La noticia del descubrimiento llego a oídos del escritor suizo Erich Von Däniken, quien viajó a Ecuador y entró en contacto con Moricz. Este le dirigió al padre Paolo Carlo Crespi, misionero italiano de la orden salesiana y afincado en Cuenca,  que al parecer había sido obsequiado por los indios shuar con láminas similares a las que Moricz había visto en su primera expedición a los Tayos, hasta el punto de llegar a crear una especie de museo-almacén en las dependencias del patio de la Iglesia Maria Auxiliadora de Cuenca. Däniken viajó hasta allí, visitó a Crespi y pudo fotografiar la gran cantidad de placas grabadas con los extraños símbolos que Moricz le había descrito. El fruto de este trabajo fue recogido en su libro El oro de los dioses en el que Von Däniken cometió multitud de inexactitudes, por decirlo de una forma amable. La publicación del libro, repleto de datos cuando menos dudosos y de afirmaciones que posteriormente se demostraron ser falsas, provocó una controversia importante a nivel mundial que hizo que el autor suizo (y con él buena parte de toda esta historia) cayera en el descrédito, siendo acusado por sus detractores de mentiroso.

Angela flanqueando un paso aéreo en la montañosa zona selvática de la zona

Angela flanqueando un paso aéreo en la montañosa zona selvática de la zona

La obra, sin embargo, atrajo la atención del ingeniero escocés Stanley Hall que, con apoyo del gobierno británico, y tras rechazar las condiciones que Moricz le puso para encabezarla, organizó en 1976 una expedición británico-ecuatoriana en la que participaron 126 personas (35 científicos expertos en las más variadas disciplinas) con un presupuesto superior a los dos millones de dólares. El presidente honorario de esta expedición fue Neil Amstrong, el primer hombre que pisó la Luna y cuya participación atrajo a los medio de comunicación de todo el mundo. La expedición de Hall se desarrolló durante 35 días y en ella participaron, aparte de los científicos citados, militares ecuatorianos (lógico hasta cierto punto dado el carácter de la expedición y el contexto socio-político de la época), militares ingleses y miembros de los servicios de inteligencia británica, lo cual no deja de ser sorprendente.

Dentro de la Cueva de los Tayos

Dentro de la Cueva de los Tayos

La conclusión a la que llegó dicha expedición fue la siguiente: “La Cueva de los Tayos no constituye un monumento arqueológico como se ha venido afirmando sino geológico. Son formaciones milenarias cuya morfología natural no ha sido modificada por el hombre. Se puede calificar la cueva como una de las más importantes en América del Sur.” Esta declaración fue un auténtico jarro de agua fría para muchos. Sin embargo, no tardaron en dejarse oír voces que aseguraban que todo era un montaje para encubrir el auténtico alcance de lo que se había encontrado. Y, ciertamente, hay indicios razonables de que en este asunto no se ha dicho toda la verdad. Apoyaría esta sospecha el hecho de que de la Cueva de los Tayos fueron sacadas por los miembros de la expedición cuatro cajas de madera, cerrada y selladas, que nadie supo exactamente qué contenían y que provocó enfrentamientos con los indígenas shuar.

Francisco Serrat, en uno de los ríos de la zona

Francisco Serrat, en uno de los ríos de la zona

Para añadir más leña al fuego, el espeleólogo argentino Julio Guillén Aguado —que estuvo presente en esta expedición y, al parecer, también en la anterior dirigida por Moricz— sostuvo en su día que la expedición de Stanley Hall había sido en realidad financiada por la Iglesia Mormona, dado el extraordinario parecido entre el presunto descubrimiento de unas planchas metálicas (alguna de ellas, al parecer, de oro) con misteriosas inscripciones y dibujos y las planchas (también de oro) que recibiera el profeta Joseph Smith, de manos del ángel Moroni y que propiciaron la fundación de la iglesia mormona. Aguado, que siempre desconfió de las conclusiones oficiales a las que llegó la expedición, destacó la pertenencia de Hall a la francmasonería inglesa, así como el hecho de que también Neil Amstrong era masón, de lo cual dedujo el interés y la implicación de estas órdenes discretas en las investigaciones en la Cueva de los Tayos.

Cueva de los Tayos, Ecuador

Cueva de los Tayos, Ecuador

Nunca se supo qué hizo Juan Moricz con su descubrimiento. Se piensa que él mismo lo escondió en algun lugar secreto antes de morir en 1991 , pero esto no deja de ser una especulación. Otros autores afirman que el supuesto tesoro sería un objetivo secundario de todos quienes lograron entrar en los Tayos y que lo realmente destacable de esta cueva es que se trataría de una de las entradas a la mítica Agartha, el mítico mundo subterráneo en donde residirían los auténticos dueños del mundo, herederos de una antiquísima y evolucionada civilización que, previendo la proximidad de una cataclismo a nivel planetario, buscaron refugio en las entrañas de la Tierra, fundando diversas ciudades entre las cuales destacaría Shambalah, la capital de Agartha. Mito o realidad, todo indica que Moricz sí creía en la existencia de este mundo paralelo, al que dedicó buena parte de su vida intentando localizar una entrada al mismo. ¿Lo encontró finalmente en Los Tayos? Es algo que nunca sabremos.

Francisco supervisa el montaje de espeleología para descender a la cueva

Francisco supervisa el montaje de espeleología para descender a la cueva

Lamentablemente para los investigadores con una mentalidad abierta, este episodio de los Tayos contiene muchas más sombras que luces, con rumores, datos sin corroborar y un aire de aventura fantástica más que de investigación científica seria. Con todo, y pese a esta falta de evidencias, no deberíamos restar importancia al estudio de estos mundos subterráneos y a la posibilidad de que existiera una civilización antigua primigenia de la cual no tenemos más que referentes mitológicos.

Introducción realizada por: David Alvarez, Eduardo Pi Peret y Xavier Bartlett

 

Entrevista

Texto: Eduardo Pi Peret

Fotografía: Francisco Serrat

 

Ankh Ancient Archaeology: Para empezar, ¿podríais darnos un apunte personal sobre vosotros?

Francisco: Soy fotógrafo naturalista e interesado por los misterios y leyendas que encierra Sudamérica y especialmente la Amazonía.

Ángela: Yo soy psicólogo especializada en comportamiento animal, concretamente en primates, e interesada por los misterios y leyendas que encierra Sudamérica y especialmente la Amazonía.

Es necesario coger una avioneta hasta un punto, para después hacer otro tramo caminando por el accidentado terreno montañoso de la selva ecuatoriana

Es necesario coger una avioneta hasta un punto, para después hacer otro tramo caminando por el accidentado terreno montañoso de la selva ecuatoriana

AAA: ¿Cuáles son estos misterios y leyendas que encierra América del Sur?

F-A: Principalmente, las leyendas de ciudades perdidas en la Amazonía y el misterio de los túneles que supuestamente atraviesan toda Sudamérica, o bien comunidades de sabios escondidos en la selva o en enclaves especiales de los Andes. Y qué decir de las leyendas locales, cuando uno se encuentra en cualquier lugar de Perú, Ecuador o Bolivia, que incitan a la imaginación y al espíritu aventurero que llevamos dentro.

AAA: ¿Cómo llegasteis a saber de Los Tayos?

tayos 8

F-A: Fue a través de una carta que recibió un amigo de Andreas Faber-Kaiser, el periodista e investigador hispano-alemán. Él había estado en Ecuador, en la cueva. Habló con Juan Moricz, investigador húngaro-argentino, y estuvo en la misma entrada de la Cueva de los Tayos, que nosotros luego exploramos.

AAA: Según tengo entendido, bajasteis a la Cueva de los Tayos en Ecuador en 1990. ¿Está registrado este hecho en los medios de comunicación actualmente?

F-A: Gracias a Eduardo Pi Peret hoy en día podemos ver nuestra publicación en Facebook. En 1994 publicamos nuestra experiencia en la revista “Más Allá”, pero después de ello es como si nuestra información hubiese desaparecido, siendo nosotros los únicos españoles, que sepamos, que han estado en el interior de la Cueva de los Tayos.

AAA: ¿Cuál fue la motivación de bajar?

La cueva, alzando la vista, una vez el descenso hasta el suelo

La cueva, alzando la vista, una vez el descenso hasta el suelo

F-A: Verificar in situ la información de que disponíamos en aquel tiempo, el misterio que envolvía la Cueva de los Tayos y todos los datos de los que hablaba Erich von Däniken en su libro El oro de los Dioses sobre una biblioteca de metal hecha por una civilización desconocida. De hecho, fotografiamos los mismos lugares que él publicó.

AAA: ¿Cuántas personas o expediciones han entrado en Tayos?

Las que conocíamos en aquella época, l990, eran muy pocas. Juan Moricz, un investigador argentino de origen húngaro, entró en la década de los 60. Pero la exploración más señalada fue la de 1976, una expedición ecuatoriano-británica en la que participaron Neil Armstrong y Stanley Hall.

AAA: ¿Cuáles fueron las dificultades de la aventura?

F-A: Primero, llegar hasta ella. Luego, bajar y subir por un pozo de unos 60 metros de caída vertical  a cuatro shuaras con el equipo de espeleología, equipo que era la primera vez que veían. Y además estaba el peligro de que lloviera y entrara agua por la boca del pozo y no pudiéramos salir.

Dentro, en una de las partes de la cueva

Dentro, en una de las partes de la cueva

AAA: ¿Quién guarda esta cueva?

F-A: Estas cuevas están en territorio Shuar (jíbaro). Si alguien las guarda o custodia son ellos mismos, los Shuaras. Evidentemente nosotros tuvimos que pedir permiso y apoyo a los Shuaras que habitaban el lugar para poder descender a las cuevas. No tuvimos ninguna oposición, contando que nuestro guía era hijo de madre Shuar y padre misionero laico. Es más, todo el poblado tuvo mucha curiosidad de ver como nos las apañábamos para descender, ya que el Cacique, al ver nuestro equipo de espeleología, decidió que no podríamos bajar. Todos nos acompañaron a la boca de la cueva y a indicaciones del Cacique cortaron unos troncos que servirían de soporte para montar el equipo. Una vez vieron que lo conseguíamos, el Cacique se retiró y dejamos de ser curiosidad. No lo volvimos a ver hasta el día de nuestra partida.

AAA: Hace escaso tiempo que falleció Neil Armstrong, el primer hombre en la Luna ¿Qué encontraron él y la expedición dirigida por Stanley Hall allí?

F-A: No lo sabemos. Únicamente conseguimos la información de un libro del padre Porras, conocido arqueólogo ecuatoriano, que participó en la misma expedición, en 1976, con un equipo de arqueólogos ecuatorianos. De hecho, la expedición no era únicamente británica sino en colaboración con Ecuador. Según el padre Porras, encontraron cerámicas y piezas ornamentales que databan del 1200 a. C., hallazgos arqueológicos que no tenían nada que ver con la actual cerámica Shuar, ni tampoco inca.

AAA: Juan Moricz dijo haber encontrado láminas de oro y piedra. ¿Dónde podrían hallarse actualmente?

F-A: Parece ser que no lo sabe nadie y, si alguien conocía el paradero, era su notario y abogado que guardaba todos sus secretos.

AAA: Si es cierto que dentro se encontraba una biblioteca hecha de láminas de oro, y que podía contener parte de la verdadera historia de la Humanidad, ¿cuál seria el motivo, en vuestra opinión, de que no haya aparecido?

F-A: Que no fuera la cueva a la que se refiere Juan Moricz, ni Erich von Däniken, ni Andreas Faber-Kaiser. Lo curioso es que según Andreas, Moricz le reveló la verdad. Y nosotros estuvimos en la misma boca de la cueva que estuvo Andreas, solo que él no descendió y nosotros sí. Lo único que podemos decir es que a nuestro regreso, compartimos nuestra experiencia con Andreas y él únicamente nos dijo: “las entidades que allí habitan no se han puesto en contacto con vosotros”. Esta respuesta nos marcó definitivamente para apartarnos del tema.

AAA: ¿Quién era el Padre Crespi?

tayos 12

F-A: El padre Crespi era un sacerdote salesiano que se hizo famoso por recopilar todo tipo de objetos que le llevaban los indios. A su muerte en 1994, su comunidad en la ciudad ecuatoriana de Cuenca vendió toda su colección al Museo de Arqueología de la misma ciudad. Al padre Crespi lo hizo famoso Däniken en su libro El oro de los Dioses. Según nuestras averiguaciones en el Museo, supimos que se hizo una selección descartando casi todas las piezas por estar echas con materiales modernos sin ningún valor. De todas maneras, según el libro de Däniken, Moricz sólo le dijo que las piezas que coleccionaba el padre Crespi tenían un parecido con las que él había encontrado en las cuevas.

AAA: ¿Podría ser que la Cueva de los Tayos fuera solamente un anzuelo para los medios de comunicación, para desviar la atención de otra entrada cercana donde supuestamente estaría guardado este preciado tesoro que encontró Juan Moricz?

F-A: Si, hoy en día lo creemos, y si es así, Andreas Faber-Kaiser también nos desvió o fue desviado él también.

AAA: ¿Que opináis sobre la teoría de Juan Moricz y algunos filólogos sobre una lengua madre en América del Sur que pudo ser el origen del húngaro y del jeroglífico egipcio  y cuneiforme sumerio? Dicho de otra manera, que una civilización americana muy antigua y muy avanzada viajara hacia el este, a Europa y África y Asia, e influenciara a sus pobladores, tal y como afirmaba el ya fallecido investigador peruano Alfredo Gamarra.

F-A: Esto se escapa de nuestro tipo de investigaciones y por ello no estamos capacitados para responder adecuadamente. Pero sí nos parece una teoría interesante. Sugerimos leer nuestro artículo de la Cueva de los Tayos, donde Javier Sierra hace unos comentarios muy interesantes sobre el lenguaje grabado que se encuentra en las supuestas láminas de oro halladas en estas cuevas.

AAA: ¿Creeríais necesario que las instituciones académicas y universitarias propusieran una revisión en según que acontecimientos históricos del pasado antiguo, e intentar llegar a un acuerdo sobre reescribir la historia antigua de la humanidad?

F-A: Sí, lo creemos absolutamente necesario, ya que con el actual y obsoleto sistema se hace imposible avanzar en cualquier investigación. Lo que más cuesta es aceptar la antigüedad de según qué lugares, anteriores a nuestra propia civilización.

AAA: Una de las grandes cuestiones íntimamente relacionada con la Cueva de los Tayos sería saber si quienes escondieron esa biblioteca dentro de la cueva fueron los mismos que la fabricaron, o bien si fue escondida allí por una cultura posterior. Dicho de otra forma: ¿Creéis que fueron los incas quienes la fabricaron?

F-A: No. No las relacionamos en absoluto con los incas. Por lo menos en esa zona del amazonas de Ecuador, y que sepamos, no se han encontrado indicios incas.

 

Entrevista realizada por Eduardo Pi Peret

Para saber más: 

Gold Library

Tayos Cave Blog

Naopli Underground

Reserva Natural La Ceiba

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arqueología de América del Sur, Autores y/o Investigadores y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Entrevista a Francisco Serrat y Angela de Dalmau – Cueva de los Tayos

  1. Valentin cobes dijo:

    Hace muchos años que estoy interesado por estos temas y.
    Des pues de leer vuestra entrevista creo quel mejor consejo fue el de Andreas Faber cuando os dijo que las fuerzas o entidades que alli habitan no se habían puesto en contacto con vosotros.
    Este es el verdadero secreto de este logar y de tantos otros donde esta el legado de una anterior umanidad.

    • Hola Valentin. Si, ya lo sabemos. Eramos amigos de Andreas, lo conocíamos. Pero bajar a la Cueva de los Tayos es mucho mejor que ir a ver al Barça o quedarse en casa sentado en el sofa. Las entidades, como tu muy bien dices, reciben a quien creen que tienen que recibir. Como dice Jose Luis Parise de la magia de los Iniciados, “Tu adonde es mi por donde”. Muchas gracias por el comentario, Valentin. Espero que te haya gustado la entrevista y el blog. Un abrazo.

  2. Tayos Cave Man dijo:

    Muy interesante, Eduardo. Saludos <A Angela y Francesc

  3. Jose R Osío R dijo:

    A los interesados en la placa de signos de Los Tayos, esta en el portal que anoto varias informaciones que parten de un descendiente de los Aymarachks en Venezuela,
    Actualmente redacto un libro ( AYMARACHK)que aclara muchas cosas. Se apoya en mas de 3000 kaypes de arcilla hallados bajo las arenas del Rio Apure Venezuela.

    /www.historiayarqueologia.com

  4. Josep dijo:

    Es una historia increible y todavia queadarian cosas por saber de este gran hallazgo historico y como siempre intereses Amstrong y Britanicos…….

  5. Jose Osio dijo:

    Sin poner en tela de juicio lo que comentaristas y detractores hallan dicho… Solo me intriga una cosa: ¿Como es posible que los simbolos de la famosa placa de Los Tayos del padre Crespi sean los mismos que han transmitido por generaciones en la familia aymarachk de San Vicente Ferrer, Apure a 1500 kmts en linea recta y a miles de años de tiempo?
    ¿.Como es posible que de los 56 símbolos de la tablilla por lo menos 23 los he entendido como representaciones astronómicas ,unas muy simples,otras muy elaboradas?
    ¿Como es posible que la lamina de la piramide con el alfabeto a su pie es exacta a la que maneja la familia Parra en Apúre para codoificar y decodificar lenguajes indígenas? ( Con muy leves diferencias). La imporesión que me da este grupo de eventos es un intento corporativo de ocultar verdades historicas, tratando de confundir y desinformar de lo que se ha sabido.
    Gracias por la objetividad de vuestra nota.
    Felicitaciones por ” no haberse quedado en el sofá.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s