Collin Bloyd: “La sanación espiritual transformará nuestra especie”

colin_bloyCollin Bloyd fue un sanador británico. Fue autor de diversos libros sobre el tema, ha destacado por su intenso trabajo en el campo de la sanación espiritual. La Qabbalah, las líneas telúricas de Gaia, los Templarios y los mundos sutiles son algunos de los conceptos frecuente e íntimamente relacionados por este investigador y sanador, con las esferas de actuación de la sanación espiritual, a través de los arquetipos. En la siguiente entrevista, desvela algunas de las bases sutiles que impregnan esta práctica espiritual. La sanación espiritual se nutre de fundamentos sutiles que pueden curar a las personas. A las ciudades, a los países e incluso hasta el planeta en general.

¿En qué consiste la sanación?

Debemos decir “Sanación Espiritual”, porque la medicina ortodoxa también efectúa sanación. La diferencia reside en que la palabra espiritual implica un sentido moral y una referencia al mundo de lo sutil, el cual empieza donde lo que conocemos, el mundo material, termina. Sin embargo ambos mundos son aspectos diferentes de una única realidad. Una realidad no admitida por ese sistema de la ciencia llamado Positivismo, forma de aula intelectual basada en el mundo de los cinco sentidos y que demanda siempre que el experimento, el fenómeno, sea infinitamente repetible en circunstancias idénticas. Pero claro, los aparatos científicos no pueden medir el mundo de lo sutil, no pudiendo identificar las verdaderas circunstancias de un fenómeno. Por ejemplo, Uri Geler dice, con razón, a mi entender “Lo he hecho una vez, lo has observado, entonces ¿por qué debo seguir repitiéndolo?”

¿Cómo se puede definir el mundo de lo sutil?

Este mundo de lo sutil, podemos definirlo metafísicamente como una manifestación de la consciencia universal, Dios, la primera causa sin causa. Todos nosotros somos reflejos o condensaciones, en el mundo de la materia, de la consciencia universal. Si aumentamos nuestro propio nivel de consciencia, “despertándonos” como decía Gurdjieff, entraremos en el nivel espiritual, el mundo de lo sutil, donde las manifestaciones materiales tienen su origen. Allí podemos formar una nueva imagen de la persona enferma y podemos transmitirla, a través del continuum de la conciencia universal, al espíritu o a la conciencia de la persona enferma. Esto modificará favorablemente el patrón de su realidad física y así el cuerpo físico tendrá una nueva oportunidad de conformarse según su perfección original. Todo el proceso se efectúa a través del espíritu de la consciencia, del sanador y el gran continuum de la conciencia universal, con la aceptación implícita del espíritu de la persona enferma.

¿Cómo empezó usted a sanar?

Observando a otros sanadores natos, intuitivos, que quizás no sabían explicar lo que estaban haciendo, pero que poseían conocimiento intuitivo. Los vi imponiendo sus manos, dejando fluir las energías exteriores a ellos mismos, energías del Espíritu Santo, si hablamos en el contexto cristiano, energías de la tierra (el Dragón). Vi como dejaban fluir las energías y curaban. Como radiestesista tuve la oportunidad de medir en cierta manera lo que estaba ocurriendo en esas personas mientras sanaban, también evalué con aparatos sus ritmos cerebrales, los cuales se modificaban durante esos estados. Ejercité esos estados mentales, estados de conciencia y de proyección hasta que empezaron a funcionar en mí, siempre utilizando mi mente racional.

¿Hace mucho tiempo de estos inicios?

Aproximadamente unos diez años. Hacía años que investigaba sobre las líneas telúricas, que son las arterias y venas de Gaia, el organismo vivo de la Tierra. Verifique como el sanador se conecta con este sistema energético. Todo empezó de una manera gradual, poco a poco fui aprendiendo, ganado más confianza a medida que desarrollaba la evidencia de que el método funcionaba, posteriormente tuve unas revelaciones sobre el mundo de los arquetipos, inspirado por Carl Jung, según creo.. Al entrar en el mundo de los arquetipos se me abrió toda una nueva dimensión en la sanación, de importancia fundamental, a partir de ahí era posible tratar conscientemente no sólo el cuerpo, son la mente y el espíritu enfermo. El origen e muchas enfermedades se encuentra en el aspecto sutil de la persona enferma y hay que investigar arquetípicamente la historia del ser, su código genético –que es primordial y que puede medirse arquetípicamente- hay que mirar sus esencias espirituales y muchos otros aspectos del interior de las personas.

¿Usted puede tratar cualquier tipo de enfermedad?

Sí, en la historia de la sanación se ve que se puede tratar cualquier enfermedad, pero no siempre, no existe un sanador que tenga un éxito total; quizás, el Maestro Jesús ha sido el único. El sanador hasta ahora ha sido visto por la sociedad como la solución de último recurso, con lo cual siempre tenemos gente desahuciada. El hecho de que la sanación puede ayudar a esta gente en muchos casos es importante. Actualmente, se observa un cambio en la mentalidad, Sin embargo, nunca podemos garantizar una curación. Lo que podemos garantizar es que lo hacemos lo mejor que podemos. Además, en la enfermedad existen factores que escapan a la capacidad del sanador. El sanador nunca impone, presenta nuevas opciones a la persona, consciente o inconscientemente.

¿Qué es para usted la muerte?

Una transición de un estados a otro, probablemente mejor. En este sentido, en la sanación hay un aspecto muy importante: la sanación de los muertos. Cuando los muertos han hecho su tránsito correctamente todo está bien, pero existen tránsitos traumáticos, gente que muere en accidente o en ignorancia espiritual, gente que muere en medio de grandes dolores y a veces ni siquiera saben que han muerto. En estos casos es necesario organizar sus campos, para que puedan darse cuenta de su nuevo estado que se separa de nuestra dimensión.

¿Cómo entra en contacto con ellos?

Se hace arquetípicamente. Si alguien nos dice que ha muerto su padre y que quiere saber si ha hecho su tránsito correctamente, disponemos del hilo o lazo psíquico de contacto, en este caso el propio hijo. Entonces puedo llamar a la persona desencarnada, para ver como está, para observar si su huevo áurico está bien formado, ya que existe una diferencia en la forma de los campos energéticos de una persona en nuestra dimensión o una persona en la próxima.

¿Cómo ve la medicina convencional al sanador y a su trabajo?

En principio, depende del médico. Hay médicos sanadores en Inglaterra y también en España. El otro día en Cuenca he podido “acusar” a un médico, con sobrada justificación, de ser un ¡sanador secreto! Creo que hay pocos médicos que al final, en el momento de la verdad no admitan que hay algo más en el ser humano, que únicamente una colección de moléculas con interacciones electroquímicas. Saben lo que es la diferencia entre un cuerpo vivo y un cuerpo muerto y esto es fundamental. Cada día más, existe un concepto creciente en la medicina convencional de que la medicina debe ser holística.

Entonces ¿Cree usted que algo está cambiando para mejor en el ámbito médico?

Sí. Desde Einstein, las ciencias, la alta física es un ejemplo, está progresivamente tomando en cuenta que quizás la conciencia es un campo objetivo que deben admitir en sus ecuaciones. La nueva mecánica cuántica admite el quantum de conciencia. Es evidente que cuando estos conceptos empiezan a descender a los niveles de los científicos practicantes cambian sus conciencias.

A su juicio ¿qué cambios se están dando en la conciencia de la humanidad?

Últimamente se han dado unos cambios significativos. Primero en la verificación de las líneas telúricas de Gaia se ha observado que el factor predomínate ha pasado de ser el número 7 al número 8. También en los cuerpos sutiles del hombre se están empezando a detectar nuevos centros energéticos, es como si dijéramos que están apareciendo nuevos chackras. Tradicionalmente, en el esquema indo habían 7 centros, ahora se detectan 16, porque el siete ha cambiado en ocho y el ocho es dieciséis. Se pueden detectar nuevos cuerpos, que yo no pretendo comprender en su totalidad, solamente puedo observar que existen y que el factor predominante es el nº 16. No olvidemos que hablamos del mundo sutil, del número y de la forma geométrica.

¿Todo esto se puede relacionar con algún esquema filosófico?

Existen ciertas correspondencias con la Sabiduría Tradicional del pueblo de Israel: la Qabalah. Para mí, la Qabalah es una ciencia primordial que está basada en la forma y el número y que tiene un valor cósmico. No es como algunas de las tecnologías, ciencias y sistemas de la humanidad que han sido creadas artificialmente. Quiero decir que no es un artefacto, es algo trascendental. Es válido cósmicamente.

Al sanar, ¿altera la conciencia del sanado?

Actualmente sí. Al utilizar el método arquetípico, vemos el estado espiritual y demás aspectos muy sutiles en el interior del paciente, u cuando efectuamos su sanación debe ser integralmente. Como ya he dicho, la causa de la enfermedad puede estar en lo sutil de la persona, entonces, como rutina, ponemos todo en orden. Este sistema no solo puede hacer desaparecer una enfermedad física, sino también cambiar la conciencia de la persona. Da más felicidad, más paz interior, más percepción espiritual. En la consulta, mucha tente comenta la diferencia que existe en una misma persona cuando entra y cuando sale. Se puede decir que son diferentes y observo ente cambio en las personas de forma muy positiva. En este sentido, la nueva sanación sirve como una forma de iniciación.

A menudo le he oído comentar cosas sobre los Templarios. ¿Qué relación tienen éstos con la sanación?

Siguiendo las dos líneas telúricas, radiostésicamente al principio, siempre hemos encontrado que pasaban por lugares templarios. Estudiando la historia de la Orden Templaría se nos hace evidente que cuando dijeron que su misión era la de ser guardianes de los grandes caminos de peregrinaje no estaban, necesariamente, hablando de una forma de policía. Nosotros hemos superpuesto el mapa de las grandes líneas telúricas de Europa encima del mapa de las peregrinaciones y coinciden plenamente. Evidentemente la Orden se organizó según los caminos de peregrinaje, concienciándonos de que estas líneas influyen en la conciencia colectiva de la humanidad actividad espiritual. Los Templarios tenían un plan poco más ambicioso que el de meramente proteger a peregrinos. Estaban implicados en un proyecto morfogenético, concebido antes de su formación formal, orientado hacia el cambio o conmutación de la conciencia colectiva de la especie humana. Ellos conocían anticipadamente que los sanadores se conectaban con esas líneas telúricas para efectuar su trabajo. En este sentido y según lo veo, la sanación ha asumido una importancia crítica porque admite el concepto de sanación, no solamente del individuo, sino también de comunidades, de las ciudades, de los países y así hasta un orden planetario. Considero que los Templarios participaban plenamente en este proyecto.

¿Qué opina del sida?

Como cualquier otra enfermedad, el primer deber es sanarla. Yo no puedo considerar a una persona con sida como un marginado. Durante los últimos meses ha cobrado gran importancia atender a estos enfermos en un ambiente familiar, conviviendo con estas personas que sufren y comprobar hasta qué punto la sanación tenía un papel relevante.. La Diputación de Barcelona, sobretodo la Sección de Asuntos Sociales y Servicio de Prevención, Orientación y Tratamiento de Toxicómanos (SPOTT) me han permitido hacer un programa controlado. Gracias a Dios ha salido muy positivo, con muchos resultados importantes para la gente que sufre. Ahora el SPOTT incluye la sanación como terapia oficial. Disponen de cuatro sanadores que están allí, residentes.

¿Qué puede decirnos sobre el Amor?

Los conceptos Reencarnación-Karma ligados al Árbol de la Vida de la Qabalah, explican que el alma necesita pasar repetidamente por los 32 senderos de experiencia espirituales. Son experiencias iniciáticas, es decir, cada experiencia aumenta el nivel de la consciencia. Todo ello me capacita para comprender lo que es la energía del Amor, por qué las tonterías del egoísmo, sensaciones corporales, etcétera sólo nos proporcionan sufrimiento. Debemos percibir espiritualmente y también intelectualmente que si este mundo no se organiza con el Amor puro podemos olvidarnos de él. No es una proposición muy difícil de entender. El Amor es la energía-pegamento del universo, lo que hace funcionar todo, que no se descuelgue en caos. Cuando estamos sanando, las energías que pasan por nosotros podemos, con justificación, llamarlas energías del Amor, el deseo de la percepción. No se trata de un sentimiento, el amor puro no tiene nada que ver con la actitud que supone que debemos ir por la calle con flores saliendo de todos los orificios. Es una disciplina espiritual, no una forma de exhibicionismo. El Amor es contagioso, esto es tan evidente que cuando la gente genera amor, todo a su alrededor va mejor. Cuando, a veces deliberadamente, se genera lo contrario es tan perjudicial, que se reduce la consciencia al momento de todos los que están en ese campo y también si está muy bien enfocado puede hacer daño a los individuos que son víctimas.

Al desarrollar la sanación, ¿se ha encontrado con lo que podríamos denominar como Fuerzas Hostiles?

Sí, pero siempre hay que tener en cuenta que estas fuerzas siempre funcionan a través del miedo y cuando aprendemos a no tener miedo, ya no nos pueden hacer nada.

¿Qué concepto final le gustaría que retuviera la gente sobre la sanación?

Me gustaría ampliar un poco el concepto de que la sanación espiritual es hoy día mucho más que una terapia del cuerpo físico, de alguna manera es lo que va a transformar nuestra especie. El efecto morfogenético propone que el dos por ciento de los humanos practican, por ejemplo, el amor, éste se comunica al resto de la especie por dicho efecto, o sea a la conciencia colectiva de la humanidad. Este hecho demostrable me da gran satisfacción porque indica que no estamos impotentes frente al futuro, que cualquier persona puede poner su parte en esta operación, con su amor, con sus visualizaciones y con más ejercicios de esta índole. Lograr cambiar un dos por ciento de la humanidad no es un sueño imposible, no es un camino quijotesco, es algo muy real.

La Revolución Espiritual, según Bloy

Retrocediendo en la historia vemos que en el concilio de Nicea, Constantino expuso a los obispos cristianos la oportunidad de escoger entre dos opciones: persecución o religión oficial del imperio romano. “Si queréis escoger religión oficial –les dijo-, será en ciertas condiciones. Vamos a cambiar algunas partes de los evangelios, especialmente todo eso de que el individuo puede hablar directamente con Dios. A partir de ahora, el hombre solo tendrá acceso a Dios a través de la casta de los sacerdotes, igual que la gran tradición de las religiones romanas”. Fue el momento en el que los derechos espirituales de la humanidad fueron negados. Solamente en este siglo, quizás también en el anterior, ha habido alguna forma de liberación. Considero que la revolución ocultista que empezó en el siglo pasado fue la primera reacción en público, la primera declaración de los derechos espirituales. Quizás sólo ahora estamos redescubriendo la realidad del cristianismo primitivo que no necesita de instituciones tan formales. Estamos en la década en la que hemos visto la caída del marxismo –una versión antiespiritual de la humanidad- que finalmente no ha funcionado. Sospecho que estamos también en la década en la que el capitalismo, con su avaricia, va a entrar en decadencia. Ninguno de los sistemas contempla el amor.. La mutilación de la conciencia que está ocurriendo en el seno de la humanidad y que podemos llamar la mutación del Homo Sapiens en Homo Amans, está provocando lo que podemos llamar la revolución silenciosa. Los gobiernos no van a cambiar mucho, lo que vamos a ver, en mi opinión, será un cambio orgánico en las instituciones actuales, No lo provocarán los gobiernos, sino el cambio de consciencia colectiva. La gente volverá, voluntariamente, sin imposiciones, a la colectividad con plena conciencia de amor. Será una sociedad colectiva, pero no impuesta como el marxismo. Será una sociedad que rehusará los bajos valores de conciencia, los cuales han servido para mejorar la tecnología, etc. Será una sociedad que reducirá voluntariamente los consumos de energía, de materias críticas del mundo, todo ello sin imposiciones. Actualmente empezamos a ver mucho de esto. La revolución silenciosa será sin violencia, será orgánica, me atrevería a decir que no va a ser notada hasta que haya ocurrido, por eso no va a ser noticia para nadie.

Entrevista que se publicó por vez primera en la revista Escuela de Misterios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autores y/o Investigadores, Ciclos Cosmicos, Ciencia de la Energía Terrestre, Druidic Symbolism, Geometría Sagrada y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Collin Bloyd: “La sanación espiritual transformará nuestra especie”

  1. Maravillas dijo:

    Hola soy de navarra y m gustaría estudiar sanación por arquetipos…dejo mi email..

  2. Eidos dijo:

    Tengo una estrecha conexión con los arquetipos en mi inconsciente, lo percibo constantemente. Me asombra y gratifica poder entender a través de este texto muchas de mis cuestiones internas. Excelente! Puedo curar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s