Robert Moss – Las Grandes Historias de Nuestras Vidas nos Cazan

Queridos lectores,

Robert_MossRobert Moss es un historiador, periodista y autor australiano, nacido en 1946 en Melbourne. Es el creador de Active Dreaming, una síntesis original del soñar y de chamanismo.

Todos los que conozco que realmente tengan algo que ver con chamanes andan cerca de la muerte. Creo que todos tendemos a tomar mejores decisiones si estamos conscientes de nuestra propia muerte como consejera. ¿Que significa esto? Significa que somos capaces de ver que todos los asuntos de la vida tienen que ver con la muerte.

Esto forma el carácter. Si fueran capaces de de considerar todas las cosas de la vida como si fueran a morir hoy, podría ser que tomaran decisiones con mayor valor, más pasión, y compasión de lo que harían de otra manera. Podría ser que lo perdieran todo, que lo tiraran. Pero si, junto, con la manera de considerar todos los asuntos, como si usted fuera a morir hoy, hubiera una comprensión firme y directa de la vida que hay más allá, que tiene sus propias condiciones, creo que entonces usted actuaría mucho mejor de lo que haría en caso contrario.

Yo se que hay una gran diferencia en la forma de tratar el mundo entre los que tienen una experiencia clara y personal de la vida más allá de la muerte y las que no la tienen. Uno tiende a mirar las cosas de otra manera. En nuestra cultura, un acercamiento personal a la muerte no esta bienvenido. La muerte más bien se oculta. No se piensa mucho en ella. Nuestra cultura no nos entrena lo que sigue a la muerte, como lo hacían las culturas antiguas. En las culturas antiguas se entendía que una de las grandes cosas que se puede hacer en la vida, es prepararse para morir. Porque la cosa sigue más allá de la muerte, y uno se puede preparar para ello. El soñar, nos prepara para la muerte. El soñar nos muestra lo que puede ocurrir después de nuestra muerte física. Nos pone en contacto con gente que vive en el otro lado de la muerte. Y esto da poder.

Los Aborigenes dicen que las grandes historias en la vida acechan a la gente adecuada para contarlas como depredadores de la selva. Las grandes historias cazan a la gente que las cuenta. Las grandes historias de nuestras vidas nos cazan. Nos cazan en sueños. Los guardianes del conocimiento que nos pertenece a nivel del alma y del espíritu, que nos perteneció antes de venir aquí, nos están cazando. Nos cazan en sueños, donde las inhibiciones de la parte izquierda de nuestro cerebro y las ocupaciones cotidianas no están.

¿Para hacer el que? Ponernos en contacto con lo que se entiende como nuestra gran identidad. Los acontecimientos y circunstancias en nuestra vida cotidiana tienen su origen y sentido en un orden más profundo de realidad. Los chamanes tradicionales, por ejemplo, dicen que nada en la vida cotidiana ocurre hasta que no se sueñe. De la misma manera vemos el futuro en los sueños que creamos o tenemos parte en crear, en los sueños para nosotros mismos y quizás para el planeta entero. Yo creo que esto es así. Y creo que si no estamos en contacto con este proyecto de creación, estamos limitando nuestro mundo y nuestra experiencia del mundo de una manera espantosamente radical. Y digo espantosamente radical porque si no estamos en contacto con esta experiencia más profunda, sentir, somos capaces de hacernos cosas a nosotros mismos, a nuestro alrededor y unos a otros, que no seriamos capaces de hacer si estuviéramos en contacto con la naturaleza más profunda y el propósito de la vida.

No podemos seguir estudiando nuestro medio si estamos en contacto con ese nivel más profundo. Si sabemos que el mundo sueña, compartimos el sueño del mundo. Si sabemos que los arboles sueñan, compartimos los sueños de los arboles. Si sabemos que los animales sueñan, compartimos los sueños de los animales. Como lo hacen todos los chamanes, por ejemplo. Lo podemos percibir en la vida cotidiana. No podemos hacer a nuestro Karma lo que le estamos haciendo.

Y sabemos que en los sueños podemos compartir las vidas de otra gente, saber como es vivir sus vidas, saber como es andar con sus zapatos. No podemos hacerles daño, incluso ser indiferente para con ellos como lo hacemos de otra manera. Y sabemos que soñar es una dimension más profunda de la realidad, un mundo real, quizás más real que el mundo cotidiano, antes de ser un mundo de fantasia. Entonces traer magia de aquel mundo a este, y volver a llenar de encanto nuestra vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Chamanismo, Espiritualidad, Existencia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s